Conoce las ventajas y beneficios de trabajar con la iluminación solar

En una sociedad cada vez más consciente del uso de la energía, la mayoría de la gente está buscando nuevas formas no sólo de reducir su factura de energía, sino también de disminuir su huella de carbono. ¿Qué mejor manera de hacerlo que usando luminarios solares ? Hasta hace poco, se pensaba que la energía renovable era sólo una «solución de respaldo» en comparación con los métodos tradicionales de iluminación.


Sin embargo, cada vez es más común utilizar fuentes de energía renovables, ya que personas, empresas, diversas organizaciones e incluso países enteros, quieren ser más ecológicos. Nosotros te mostramos algunas de las razones por las que la iluminación solar se está volviendo tan popular y cómo puede usarla para su beneficio.

Fácil instalación

Al no estar conectadas a la red eléctrica, puedes colocar las lámparas solares donde se requieran, siempre y cuando te asegures de que recibirán radiación solar necesaria para que puedan cargarse durante el día. Esto supone, además, un ahorro económico en la instalación, ya que no necesitas cables ni enchufes.

Ahorro en el consumo

Como funcionan con la energía que reciben del sol y no necesitan electricidad, suponen un importante ahorro en la factura de la luz. Las lámparas solares no gastan nada, ya que aprovechan una fuente de energía renovable y gratuita. Sustituir las luces eléctricas de exterior por lámparas solares hará que tu consumo eléctrico se reduzca de forma relevante.

Autonomía

Las lámparas solares son autónomas y dan luz hasta 12 horas, en función de la capacidad de la batería recargable que tenga el modelo en cuestión. Cuando mayor sea la capacidad de la batería (mAh), más tiempo de emisión de luz ofrecerá la lámpara. Por otro lado, la autonomía también está en función de la intensidad lumínica (a mayor intensidad, menor duración de la batería). Existen modelos en los que se puede regular la intensidad y así conseguir que la batería dure más tiempo.

Ecológica y sostenible

Este tipo de iluminación utiliza una fuente de energía natural y renovable y, por tanto, es una opción totalmente sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En este sentido, las lámparas solares disminuyen de forma considerable la cantidad de contaminantes que afectan a la atmósfera: por cada 20kW absorbidos por los paneles solares se evita el consumo de 10 kg de CO2 al año.

Seguridad

Como no hay electricidad de por medio, la iluminación solar resulta totalmente segura para niños, adultos y mascotas. Son una solución perfecta para carreteras, granjas, estacionamientos, zonas aisladas, entre muchos otros espacios.